loader image

La respuesta de China, o la falta de ella, no es sorprendente. Las restricciones fronterizas del país ya se encuentran entre las más estrictas del mundo, y la mayoría de los visitantes extranjeros, desde turistas hasta estudiantes, tienen prohibido ingresar al territorio continental chino. Los pocos a los que se les permite ingresar, así como los ciudadanos chinos que regresan, deben someterse al menos a 14 días de estricta cuarentena centralizada. Y ese periodo puede extenderse hasta 28 días por las autoridades locales, seguido a menudo por otro período prolongado de observación domiciliaria.

English English Español Español
Abrir chat